Día de Muertos: La Tradición Cuando la Noche Cobra Vida

By:
1038
0
The cemetery of San Andres Apostol Church in San Andres Mixquic, Mexico, is illuminated throughout the night for the Day of the Dead celebration. (Photo courtesy of Thelmadatter; see attribution at end of article)

Read the English version here.

La celebración del Día de Muertos es una costumbre que empezó en el siglo 16 en México y que comparte la historia de tradiciones que se formaron debido a la integración de dos culturas.

Estudios históricos y antropológicos han permitido constatar que la celebración de los Muertos comparte una práctica ceremonial donde conviven la tradición católica y la tradición “precolombina”

Con el paso de los siglos, las tradiciones que se formaron debido a esa integración de culturas, se fueron extendiendo y estableciendo en todas las regiones del país, mismas que actualmente permanecen casi intactas entre los pueblos indígenas, ésta  fué una de las maneras como fué desarrollándose la diversidad cultural que actualmente conforma el patrimonio mexicano.

La celebración a los Muertos es única,, y  fuertemente arraigada en la nación. Esta ha sido reconocida a nivel internacional como uno de los más importantes líderes culturales de América. Por ello esta tradición cultural está declarada dentro de la lista de Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad de la UNESCO.

Cada cultura percibe y celebra a la muerte de diferente manera, pero esta gran diversidad de percepciones es la que da la identidad a cada nación; por ello la fiesta del día de Muertos es una   herencia cultural invaluable.

Esta celebración, al igual que sucede con otras culturas, ha desarrollado su propia visión de la muerte.  Al ser querido que se ha perdido se le ve como una persona que ha trascendido en los que han quedado vivos.

De manera imaginaria, esta celebración a los Muertos está destinada a ser una cita,un  privilegiado re-encuentro anual entre el difunto y sus seres queridos y a ser una gran fiesta para celebrar la trascendencia de éste en las vidas de los que todavía se encuentran en el mundo. Es el recuerdo de nuestros ancestros y el convivio entre los vivos, entre grupos, familias o comunidades.y no importando el sitio, sean vecindarios urbanos o sean pueblos alejados.

Lo importante es el recordar a los que ya se han ido y la fiesta para los Muertos es una manera de rendir homenaje a los antepasados.

Oficialmente,según el calendario católico,  el 1ero. de Noviembre es el día dedicado a todos los Santos y el día 2 de Noviembre a los Fieles difuntos sin embargo, en la tradición popular mexicana, también se refiere a que el día 1o. de noviembre es dedicado a los niños fallecidos mientras que el 2 de noviembre,  es para los adultos siendo el tiempo en el que las almas de los seres queridos que ya no están, regresan a sus hogares nuevamente a convivir con sus familiares vivos.

Desde otra perspectiva, esta cultura del Día de Muertos se ha visto reflejada en ámbitos culturales como por ejemplo en la arquitectura simbólica y ritual, en obras plásticas y con carácter de efímero como por ejemplo los arcos que se forman al rededor del altar con flores de cempasuchil (flor simbólica de esta celebración), en la organización de los espacios rituales, en la danza, música, canto y narrativa También en obras de gran valor como la producción gráfica del artista José Guadalupe Posadas (“La Catrina”).

La celebración del Día de Muertos representa parte de la identidad de la nación y la recreación de sus orígenes.

Se crea un altar y se preparan ofrendas como símbolo de gratitud, de amor infinito, de recuerdo y honra a los ancestros.

Estas pueden ser: agua, velas, imágenes religiosas, comida, tamales, pan de muerto flores, refrescos, bebidas alcohólicas fotos de los difuntos, sal entre otras.

Fuera de la casa se ponen los pétalos de las flores de cempasúchil regados en el suelo,  “copal” encendido que servirá para enseñarles el camino y se dejará toda la casa abierta para (simbólicamente)  facilitar la entrada del difunto.

El altar se construye de dos niveles que van a representar el cielo y la tierra. Si se pone un tercer nivel, significará el purgatorio.

Puede haber altares de 7 niveles que representarán los pasos para llegar a la eternidad.

En el significado de algunos de los elementos más importantes, se encuentran:

El arco que se forma alrededor del altar junto con hojas de cempasúchil significa el ciclo del sol como proveedor de la vida. La foto del difunto se coloca en el altar más alto, representando el ánima que nos visitará.  El “papel picado” es principalmente de color morado (representa el luto Cristiano) y el naranja (luto Azteca).  Las flores de cempasúchil regadas en el suelo en forma de caminos significan que guiarán al difunto. La sal sirve como elemento de purificación para que el cuerpo se mantenga intacto cuando regrese al siguiente año (simbólicamente). La cruz de ceniza representa la purificación del espíritu del muerto de sus culpas pendientes. Las velas, sirven para guiar el camino de regreso de las almas. Calaveras de azucar (representan a la muerte), el pan de muerto (fraternidad) y el agua que simboliza la pureza, ayuda a calmar la sed del alma.

La película de Coco es un gran ejemplo de la utilización de los aspectos de la tradición del Día de Muertos. En la película, muchos de los puntos arriba discutidos muestran los elementos que representan esta tradición.

La celebración del día de Muertos es una festividad muy importante para el pueblo mexicano, es símbolo de identidad y de herencia cultural de siglos pasados. Es un día de fiesta, día en el cual la nación entera festeja y recuerda  a sus difuntos, con alegría, con música, comida, cantos, (incluso mariachis)y arte entre otros,  pero lo más importante … es un día en el que se espera con profundo amor,  cada año,  la llegada de nuestros ancestros, el sentido de protección de nuestros difuntos desde el más allá;  llegada que reafirma la dependencia de los vivos hacia los muertos dejando la sensación de  una noche más viva … que la noche.